¿Comprar o alquilar una vivienda?

¿Comprar o alquilar una vivienda?

COMPRAR UN PISO

Una gran pregunta que se hace mucha gente cada vez más en España dada la situación económica que se atraviesa hoy en día. Resulta evidente que comprar una vivienda cuenta con una serie de ventajas.

En primer lugar, se trata de una buena inversión a largo plazo. Las mensualidades de la hipoteca obligan a ahorrar cada mes y, al cabo de 20 ó 30 años, se tendrá un bien que valdrá bastante dinero. A partir de entonces, no se pagarán ni cuotas ni alquileres y, si es preciso, se podrá usar la vivienda para financiar la jubilación u otros gastos destacados. Además, la vivienda será para toda la vida y se podrá dejar a los familiares una vez muerto.

Por ejemplo, si uno busca una vivienda en propiedad puede informarse sobre la  obra nueva de Vía Célere que dispone de varias promociones por toda España.

De todos modos, una vivienda en propiedad llega a atar bastante  a los dueños.  Así, uno no se sentirá con la misma libertad si  debe cambiar de residencia por razones familiares o laborales. La hipoteca ancla mucho, quita libertad en cierto modo.

Por otro lado, mucha gente considera que alquilar una vivienda supone tirar el dinero pues al final la vivienda no será de uno. Sin embargo, el alquiler tiene ventajas. Así, ser propietario de una casa significa,  además de las cuotas de la hipoteca, un conjunto de gastos que ni se recuperan ni aportan ningún tipo de ventaja fiscal. Seguros de hogar, impuestos, mantenimiento, obras, reformas,  y gastos de comunidad suponen importantes desembolsos económicos a los que se obliga el dueño. Cuando se vive de alquiler, estos gastos suelen cubrirlos los caseros en la mayoría de los casos.

Asimismo, al precio de venta de la casa se debe añadir una serie de gastos asociados a la compraventa y formalización del préstamo hipotecario, que corren generalmente  a cargo del comprador, como los siguientes:

  • Tasación
  • Notarías
  • Gestoría
  • Verificación registral
  • Comisiones de apertura o de subrogación
  • Impuestos sobre la constitución de la hipoteca
  • IVA o impuesto de transmisiones
  • Seguros

 

Por último, el alquiler da mayor libertad, ata menos y favorece la movilidad tanto por razones familiares como laborales.

Sin Comentarios

Deja tu comentario